top of page
Entradas destacadas

ENTRENANDO LA MENTE POSITIVA ( EL MENTAL SUPERIOR )

DESARROLLAR LA MENTE SUPERIOR CON LA DISCIPLINA, CONSTRUCCIONES MENTALES ESTABLES Y LA MEDITACIÓN”

Al mundo astral se lo compara con el agua, ya que la densidad de su energía es parecida a la del agua. El agua te puede llevar de un lado al otro, te puede golpear, te puede ahogar… Pero también te puede lavar y la sensación de estar sumergido en el agua puede ser extremadamente placentera. Si uno está en el agua, pero no sabe nadar o si no tiene una barca con unos remos o un barco con un timón, el agua hará con esa persona lo que quiere haciéndola sufrir. El timón, los remos, el nadar son la mente, la parte superior de la mente, el triángulo blanco. Una persona que todavía no tiene suficientemente desarrollada la parte superior del cuerpo mental vive, como ya dijimos, arrastrada constantemente por las influencias del mundo astral. Esto no solamente afecta el plano emocional personal: cambios de humor constantes e imprevisibles, incapacidad de controlar las emociones o pensamientos, depresiones, tristeza sin causa o motivo aparente; sino que también se refleja a nivel físico en modo de enfermedades y también se manifiesta en la vida exterior de la persona: una persona así no puede tener nada estable en la vida, ni una relación, ni un hogar, ni un trabajo, ni posesiones materiales…

Aquellos que le gusta mucho el arte (el arte pertenece al mundo astral) . Muchos amigos siempre están con la palabra “fluir” en la boca: “Yo me dejo fluir… todo fluye… déjalo fluir… “Lo de fluir está muy bien si eres un pez o un animal marino, pero como ser humano, o sea un animal terrestre, tenemos que aprender a hacer construcciones estables, CONSTRUCCIONES MENTALES ESTABLES ¿qué son las construcciones mentales estables y para qué sirven?.. Antes de empezar a hacer estructuras mentales propias, primero hay que aprender a respetar las estructuras mentales ya existentes. Las estructuras mentales ya existentes son las “leyes humanas” y las normas sociales. Ese sería el primer paso y esto la mayoría de la gente lo aprende en la infancia.

Después de aprender a respetar las estructuras mentales ya existentes, toca aprender a hacer construcciones mentales propias. Esto también se suele aprender en la segunda parte de la infancia. Se empieza con construcciones sencillas y se van desarrollando. . Más adelante, una vez aprendidas estas lecciones más básicas tocaría hacer construcciones más complejas hasta llegar a ser capaz de hacer construcciones financieras. Un plan económico para sostenerse por si mismo . Si logramos hacer una construcción de este tipo SI CONSIGUIÉRAMOS LLEVARLA A LA PRACTICA, estaríamos “curados" sanos preparados para activar la parte superior de la mente, el triángulo blanco, y reiniciar la vida en la positividad.

Hay muchos soñadores en el mundo que tienen muchos planes y proyectos maravillosos que no pueden o no saben llevar a la práctica. A esas personas, cada vez que les llega una ola del plano astral, se les lleva por delante sus construcciones mentales: sus planes, sus ideas y sus sueños. Todos conocemos por lo menos a una persona así. Todos tenemos a un amigo o un familiar que ha empezado miles de cosas en la vida y nunca ha terminado ninguna de ellas.

Hacer construcciones mentales estables, que ninguna fuerza del plano astral pueda derrumbar, es esencial para poder activar la parte superior de la mente, la parte positiva, el triángulo blanco que sirve para recibir luz e informaciones de planos superiores de consciencia. Es por eso que los alumnos de los grandes maestros espirituales se llaman discípulos (disciplina = discípulo).La disciplina consiste en aprender a hacer construcciones mentales estables resistentes a los vientos y las oleadas que vienen del plano astral. Ese es el único camino para llegar a la positividad. Los atajos espirituales no existen.

Para salir de la negatividad primero hay que trabajar muy duro en la “construcción mental” para desarrollar la parte superior de la mente, esa parte de la mente que será capaz de dominar el plano astral con mano firme.

El cuerpo astral funciona como un niño: hace lo que le place y huye de lo que le desagrada. El cuerpo mental no funciona a base de placer, el placer no es el motor que mueve la mente. El sentido de lo correcto y lo incorrecto es lo que mueve la mente. Lo placentero no siempre es lo correcto y mucho más a menudo lo desagradable puede ser lo correcto. Fíjate en la sociedad que hemos creado.

Vivimos en una sociedad en la que lo único que importa es lo correcto y lo incorrecto. Lo placentero, a nivel social, no importa. A nivel individual sí que importa el placer y de ahí viene el conflicto: la sociedad nos “oprime”, no se nos permite “ser lo que somos”. Lo que la sociedad hace, y por eso la hemos creado tal y como es, para obligarnos a desarrollar la mente superior. La única manera de desarrollar la parte superior de la mente es resistiéndonos a las oleadas del plano astral y la mente superior es absolutamente imprescindible para poder tener acceso a planos superiores de consciencia. Esta sociedad que tenemos ahora mismo nos está ayudando en eso. La humanidad en su mayoría, sobre todo en el primer mundo, ya está cansadísima de vivir en el infierno. Vivir con la mente inferior, dominados por el mundo astral, por los “dioses negativos”,inspirados por ellos.

ESO ES EL INFIERNO. Ese infierno lo conocemos todos: ira, celos, envidia, avaricia, vanidad, miedo, caos

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Entradas recientes