top of page
Entradas destacadas

La Posición Sexual Básica

LA ASANA SEXUAL BÁSICA

La palabra sexo viene de la palabra latina sectus que significa separar, cortar, dividir. Nuestra verdadera naturaleza separada, cortada, dividida en dos (en latin sectus) es sexus (Cicerón en su obra De Inventione por primera vez usó la palabra sexus en vez de sectus). Sexus, nuestra naturaleza divina dividida en dos es el SEXO. El acto sexual es el intento de reunificarnos a nivel físico.


¿En qué postura se lleva mejor a cabo esta reunificación divina? En la postura del misionero. La postura del misionero es la postura perfecta, ya que es exactamente así como funciona el Universo: lo femenino (lo negativo) está abajo y lo masculino (lo positivo) arriba. Lo femenino es lo pasivo y lo masculino lo activo. Lo femenino y lo masculino se miran y se unifican. Del vientre femenino que mira hacia arriba surge la positividad y de la mente masculina que mira hacia abajo, la negatividad.


Partiendo de la postura del misionero, que es la postura sexual básica, se pueden hacer todas las variaciones sexuales que uno quiera ya que todas las posturas sexuales no son más que variaciones de la postura del misionero.


Sin el sexo estaríamos perdidos para siempre. Sin el sexo olvidaríamos por completo de que alguna vez fuimos UNA ENTIDAD. La unión sexual física es el primer pasito hacia la unión final con Dios.

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square