top of page
Entradas destacadas

LOS GENITALES SON EL SÍMBOLO  SAGRADO DE LA NEGATIVIDAD

LOS GENITALES SON EL SÍMBOLO SAGRADO DE LA NEGATIVIDAD

HUMANA


Gracias a los genitales y a través de los genitales llegamos a este mundo físico de negatividad.


Avergonzándonos de los genitales, en realidad nos estamos avergonzando de la negatividad.


Nos atrevemos a enseñar los genitales solamente a la gente con la que tenemos mucha confianza porque lo de enseñar genitales es como compartir un secreto muy oscuro, muy bien guardado.


Enseñar los genitales es enseñar el origen de la negatividad (de la humanidad).


Las mujeres se avergüenzan de sus pechos, porque son los pechos los que nos alimentan en la negatividad.


Si no fuera por los pechos femeninos, no existiríamos en la negatividad.


Hasta ahora era lógico que la humanidad se avergonzara de sus genitales. Su consciencia era muy reducida, estaba limitada a lo físico.


Pero según la consciencia humana vaya creciendo nos iremos dando cuenta que LA NEGATIVIDAD ES EL ENVOLTORIO EN EL QUE VIENE EMPAQUETADA LA POSITIVIDAD (SABIDURÍA Y LA LUZ).


No hay otro modo de adquirir inteligencia que no sea a través de la negatividad; de este cuerpo humano.



Cuando seamos plenamente conscientes de esto, los genitales dejaran de ser algo de lo que nos avergonzamos, dejaran de ser negatividad sin más y se convertirán en símbolos de la inteligencia, ya que la inteligencia, la consciencia y la evolución llegan a través de ellos.


Cuando dejemos de avergonzarnos de nuestros genitales por considerarlos “fuente de negatividad” y empecemos a tratarlos como lo que son: una parte más del cuerpo físico sin mayor importancia, dejaremos de transmitir de generación en generación ese sentimiento de vergüenza por los genitales.


En el verano cuando lo que más se quiere es estar desnudo, ¿por qué no nos tumbamos en el sofá desnudos a dormir la siesta o a ver la televisión? ¿Por qué no tomamos el sol desnudos en el patio de nuestra casa? ¿Por qué no jugamos desnudos con nuestros niños? ¿Por qué no nos bañamos desnudos con nuestros hijos? ¿Por qué no llevamos a nuestros hijos a playas y piscinas nudistas, a campings de nudistas? ¿Por qué no les enseñamos a nuestros hijos que los genitales realmente no importan?

Les enseñamos, igual que nos enseñaron nuestros padres a nosotros, a avergonzarse de sus genitales y eso luego se va extendiendo a otras partes del cuerpo: nos avergonzamos de la celulitis, del trasero gordo, de las piernas feas, de la barriga grande, de la nariz torcida…

Todos los complejos físicos empiezan por los genitales.

A los niños hay que enseñarles a aceptar sus cuerpos en su totalidad por un único motivo:

" EL CUERPO FÍSICO, COMPARADO CON OTROS CUERPOS QUE TENEMOS, NO TIENE NINGUNA IMPORTANCIA."

Los cuerpos físicos son como la primera velocidad de un carro. El placer de ir conduciendo en “quinta” no se puede comparar con la sensación de arrancar a andar en “primera”. Para que los niños no se queden estancados en la “primera marcha”, que es lo que le sucede a la gran parte de la humanidad, enseñemos las marchas restantes. Enseñemos con nuestros ejemplos.




Cuando de transexuales adultos se trata, por mucho que un transexual tome hormonas y transforme con operaciones su cuerpo físico, la esencia de ese cuerpo Y TAMBIÉN EL KARMA DEL ALMA no dejarán de ser como el Atma la voluntad Divina quiere que sean.


Un transexual que no puede aceptar un cuerpo masculino, por mucho que transforme su cuerpo físico en femenino, no podrá evitar vivir una “vida masculina” desarrollando su principio masculino.


El Universo se encargará que en la vida de un alma que rechaza la masculinidad no haya nada femenino, para que no le distraiga en su desarrollo. Un transexual puede rechazar un pene, pero vivirá una vida independiente (principio masculino), en la que tendrá que trabajar mucho y sufrir mucho, sin nadie que cuide de él (ya que eso sería el principio femenino), todo lo contrario, tendrá que ser él quien se ocupe de el cuidado personal y de otras personas etc...


Transformando un cuerpo físico no se evita lo que esencialmente se quiere evitar: el desarrollo de un determinado principio (masculino o femenino) necesario para el equilibrio del alma de ese ser.


Es curioso, este ejemplo: las almas que rechazan el cuerpo masculino, LUCHAN A MUERTE para convertirse en mujeres y es precisamente esa dura lucha la que les ayuda a desarrollar su principio masculino.


Qué más da que genitales tenemos, si todos en esencia somos igual de femeninos e igual de masculinos.

233 visualizaciones
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Entradas recientes