top of page
Entradas destacadas

LA SADHANA KUNDALINI EN EL SENDERO TÁNTRICO

LA KUNDALINI SHAKTI EN LA SADHANA TANTRICA .

"NO HAY TANTRA SIN KUNDALINI "




Cuando eliminamos el obstáculo de Kundalini. que obtura el Sushumna . a través de la acumulación de energía y de la concentración en un punto,  comienza la verdadera meditación en la que el mental descansa en sí mismo sin proyectarse en imágenes  y es capaz de comprender la Totalidad de manera inocente y directa sin juicios de valor ni fantasía. El camino para alcanzar este estado es siempre individual e irrepetible, aunque pueden darse unas ideas orientadoras de las líneas generales que sigue. 



En Occidente el primer paso suele ser el conocimiento del Hatha yoga, del naturismo o de la meditación, que para provocar un cambio verdadero en nosotros ha de ser precedido o seguido de una catarsis purificadora, de una limpieza de los vasanas del subconsciente. " Después viene el mantra y el yantra  y la experiencia del sueño consciente, y en cuarto lugar el trabajo de control de la energía o magnetismo.Así se completa la fase preparatoria que se alcanza en el tiempo y que en algunos casos conduce a la Iniciación al Kundalini yoga, con más de un centenar de técnicas de increíbles efectos internos  muchas de las cuales sintetizan los cuatro primeros pasos e intensifican la consciencia. Sólo después de estas dos grandes fases del trabajo tántrico podemos abrirnos a la ciencia del Maithuna, la coronación del Tantra, que incluye todo el resto del trabajo, a la experiencia de la Muerte Iniciática. Desde el Viaje Espiritual a otros planos del Ser, atravesando los abismos del miedo, de la muerte y del silencio que conduce al Samadhi, hasta la elevación de Kundalini y de las complejas experiencias del Vajrayana Tibetano. En los cuatro pasos iniciales hay personas que pueden avanzar por sí mismas ayudadas por textos o contactos esporádicos con verdaderos practicantes, aunque nunca van a poder alcanzar la perspectiva necesaria para unificar su yoga y van a correr ciertos riesgos innecesarios como en el nidra yoga, el mantra, el yantra o chitta suddhi. Sin embargo en cuanto atravesamos esta primera etapa la guía es imprescindible, y lo mismo que nadie intentaría hacer ballet o aprender ingeniería por sí solo, cuánto más grande no será esta necesidad en un dominio tan sutil como el juego del despertar de energías, Ekankar o el Maithuna sagrado.Ahora bien, aunque en toda actividad útil hay riesgo y peligro, ya que la muerte nos espera escondida en alguna parte del camino, "el riesgo más grande es el de la apatía, el de no arriesgarse a nada, el de no creer en ninguna cosa". 



Así en su paso desde lo denso a lo sutil, de lo externo a lo interno, de la atención corporal a la visualización o del sexo al amor, el cuerpo va transformándose, divinizándose progresivamente" va creando ese vehículo de luz y de consciencia que se llama el Cuerpo de Diamante-Rayo y va incorporando a él los poderes y la fuerza que detentan los diferentes dioses tántricos, que actúan como soportes cósmicos para la comprensión de los distintos planos sutiles y que, "poco a poco, van preparándonos para la lejana experiencia del Vacío. Se pronuncian MANTRAS Y DHARANIS en un estado de silencio mental, los mismos que hemos aprendido en los éxtasis, SATORIS y revelaciones que nos llegan, hasta constituir el verdadero lenguaje iniciático de diferentes tonalidades. Se construyen imágenes mentales de meditación, dhyana, con su dinamismo propio, y se proyectan las fuerzas divinas en diferentes órganos del cuerpo, nyasa, para despertar las fuerzas espirituales ocultas que duermen en su interior.



Se ejercitan mudras (gestos y actitudes de las manos y del cuerpo) para despertar la sabiduría ancestral de las células del cuerpo. Se dibujan y visualizan yantras y mandalas ,que son el esqueleto del universo, el lugar de poder y de encuentro entre la tierra y el cielo, y nos desplazamos mentalmente hacia su centro, abandonando las ataduras externas, neutralizando con la justa concentración las distracciones del ego y de los sentidos y despertando a fuerza oculta de energía y consciencia que duerme en los chakras. La serpiente de fuego actúa diferentemente en cada persona y tiene el triple poder: el de crear, preservar y regenerar o destruir. Es la femenina creatividad del fuego y su fuerza viene del sol, como si anclase la existencia de un Kundalini cósmico que uniera los diferentes sistemas solares, como sucede con los chakras de la tierra.El alcohol, las drogas y el tabaco, los estimulantes dificultan la experiencia para la que es necesario un gran autocontrol, aconsejándose la vida en la montaña, cerca de algún árbol centenario y viviendo de forma natural, a lo largo de la experiencia la presión sobre el cerebro se hace casi insostenible, produciendo calor infernal acompañado de vértigos y molestias, como si este alumbramiento del centro de la tierra fecundada por el sol no pudiera hacerse sin dolor, y diera nacimiento felizmente a la Shakti Kundalini que se revela como sonido, OM y color del arco iris. 


El yogui sentado en loto o siddhasana, con sus manos en el regazo debe inmovilizar su espíritu Por la Kechari mudra. Conducir al jivatman en forma de llama, del corazón a Muladhara con el mantra Hamsa y contrayendo el ano en Mula-bandha o por la pranava OM. pronunciando el kurca-bija: Hum, contrayendo el corazón, efectuando la triple banda y por la irrupción del aire y del fuego, despertará Kundalini como sigue. Llenando de aire el interior del cuerpo debe ejecutar una retención (Kumbhaka) y contraer el corazón. Así impide al al aliento escapar por lo alto. Entonces el aliento aprisionado en el interior del cuerpo se expande por la garganta, el vientre y por todo, abriendo un paso a través de los nadis. Y cuando el yogui siente que el aire está a punto de descender hacia abajo, debe por contracción de ano bloquear apana, hacer subir el vayu y hacer evolucionaren sentido inverso el Deseo (kama) que reside en el Triángulo, en el interior del pericardio del loto Muladhara. Eso tiene por efecto encender el Fuego del Deseo presente allá, y Kundalini calentada por él, y vuelta a la consciencia por la pronunciación de la sílaba Hum, se vuelve deseosa y ardiente por unirse al Supremo Shiva.




Es necesario entonces perforar el orificio del Svayambhu-linga y por su apertura conducir a Kundalini y hacerla alcanzar el nudo de la embocadura del nadi Chitrini, llamado la Puerta de Brahma, Penetrando el vayu en el interior del nadi por medio de la retención del aliento o con el mantra So‘ham, asciende Kundalini con el jivatman, atravesando -como un hilo de Luz destelleante los tres lingas: Svayambhu, Bana e Itara, y alcanza sucesivamente todos los lotos enfilados sobre Chitrini o Brahma nadi,resplandeciente en cada uno de ellos. Traspasa los cinco Shiva: Sadyojata, Vamadava; Aghora, Tatpurusa e Isana, que moran en los cinco primeros Chakras 􏰋seduciéndolos cautivantemente y gozando en su unión,para retomar de nuevo su curso de ascenso hacia la Suprema Realidad.Trasciende así los seis chakras,asumiendo la forma que corresponde a cada uno de ellos, acercándose a Shiva, presente bajo la forma de Parabindu, donde detiene su curso en la calma del No-Compuesto (Niskala), en Sahasrara. Sumergida en el Supremo Bindu se funde amorosamente en el Vacío de Paramashiva, en el centro de Bindu. El yogui debe reabsorber el Parabindu que es el origen de todo lo manifestado, en el Shiva Supremo o Ser de Consciencia que está en medio del Vacío. Kundalini se 'vuelve entonces una con la Consciencia Suprema, produciendo la Beatitud de la Liberación, Kaivalyananda, en la que el Ser individual -jivatman- y el Supremo se funden. De esta unión amorosa fluye la ambrosía que colma a las deidades de los seis chakras.

36 visualizaciones

Comentarios


Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Entradas recientes